Llegaré tarde:

Amor mío, ve preparando el café, voy a llegar un poco tarde.

Tenía cosas por hacer, cosas por aprender, sitios por visitar y personas por conocer, pero te aseguro que cuando esté a tu lado, será porque ya supe lo que era vivir sin ti y valoro lo que tengo. Qué triste es que se necesite la ausencia para valorar la compañía.

Disculpa el retraso, sabes que soy muy necio y que era algo que tenía que hacer por mí mismo. No podía quedarme simplemente quieto y solo observar la vida pasar en espera de que todo se me regalara, mi inquieto espíritu no me lo permite.

Soy del tipo de persona que solo aprende a la mala: peleando, luchando, cayendo, buscando, con la necesidad de salir adelante, en ocasiones solo, a veces acompañado… necesitaba combatir esas batallas; algunas las conoces puesto que luchaste a mi lado, inclusive yo mismo te causé algunas de las cicatrices que tienes y me disculpo por ello –daría mi propia vida porque jamás hubieras sufrido por estar a mi lado-.

walking_alone_by_silentivy

Amor mío, ve preparando el café, voy a llegar un poco tarde…

Las otras batallas, tuve que enfrentarlas yo solo; ¿y sabes? Algunas fueron derrotas muy dolorosas, a tal grado que sentí que moría, pero la gran mayoría fueron victorias, y mi cuerpo lleno de heridas abiertas y cicatrices da fe de todo lo vivido, de lo bueno y de lo malo…. A final de cuentas crecí mucho más de lo que jamás esperé, aprendí que en los triunfos no me debo dormir en mis laureles ni humillar al vencido, y en los fracasos aprendí que no debo rendirme por mas hundido que me encuentre en el lodo o por más grande que sea la herida. Todas las heridas sanan si les permitimos hacerlo.

Toda esta aventura es para descubrir una mejor versión mí, aquella que conoce la paz de la soledad, disfruta la alegría de la compañía, aumenta su fuerza en el trabajo, reposa los momentos de descanso, saborea el orgullo de la victoria y aprende la sabiduría de las derrotas.

colibri libre

Contigo soy más fuerte y más débil, contigo puedo desnudar mi alma.

Lo que siempre me mantuvo fuerte, fue el pensamiento de que estabas bien, y no sumisa ni callada, sino saliendo adelante, tú también luchando tus propias batallas. Te pido perdón por las veces que no estuve ahí cuando me necesitaste, sabes que soy capaz de cruzar mar y tierra por mi mayor tesoro, pero las cadenas que tenía no me lo permitieron.

Cuando te platique lo pasado, te pido por favor no me juzgues, que si las lágrimas se me escapan al narrarte, es por todo el tiempo que oculté lo vivido, sin confiarlo a nadie. Sabes que soy fuerte, pero que el niño que vive en mí se siente con tanta confianza a tu lado que se me escapa a ratos y me debilita, pero no es por conseguir tu lástima… simplemente es que a tu lado encuentra paz. Contigo soy más fuerte y más débil, contigo puedo desnudar mi alma.

Pensándolo bien, no me esperes despierta… esto está tomando un poco más de lo esperado.

Mejor espérame en cama, soñando con nuestro encuentro… no sé cuánto tiempo más me tome esto. Te pido que me tengas paciencia, que no desesperes, te juro por mi vida que será breve, está por terminar este camino…

Amor mío, disculpa el retraso, aunque sea tarde te encontraré y donde quiera que estés… llegaré.

sleeping-women-painting-abstract-fantasy-635851179497519705-18163

Amor mío, disculpa el retraso, aunque sea tarde te encontraré y donde quiera que estés… llegaré.

Carpe diem

Anuncios
Publicado en Amor, Nuevas, Sensuales | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Todo cambia

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el más fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aunque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

caminante desierto

Cambia el rumbo el caminante, aunque esto le cause daño. Y así como todo cambia, que yo cambie no es extraño…

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

cdm2

Pero no cambia mi amor, por más lejos que me encuentre. Ni el recuerdo ni el dolor de mi pueblo y de mi gente…

Publicado en Ancestrales, Canciones sabias | Etiquetado | Deja un comentario

Infinito

 

Me calaste hondo
Y ahora me dueles
Si todo lo que nace
Perece del mismo modo
Un momento se va
Y no vuelve a pasar

Y decían qué bonito
Era vernos pasear
Queriéndonos infinito
Pensaban siempre será igual.

orgullo

Fue este orgullo desgraciado que no supimos tragar…

¿Cómo lo permitimos?,
¿Qué es lo que hicimos tan mal?
¡Fue este orgullo desgraciado
Que no supimos tragar!

Y engáñame un poco al menos
Dí que me quieres aún más…
Que durante todo este tiempo
Lo has pasado fatal.
Que ninguno de esos idiotas
Te supieron hacer reir
Y que el único que te importa
Es este pobre infeliz.

Me calaste hondo…

Y el día que yo me muera
Y moriré mucho antes que tú
Sólo quiero que una pena
Se llore frente a mi ataúd
Que esta herida en mi alma
No llegó a cicatrizar
Y estará desesperada
Hasta que te vea llegar
pobre infeliz
Me calaste hondo…

Un momento se va y no vuelve a pasar
Un momento se va…..

 

Publicado en Ancestrales | Deja un comentario

Ven y camina conmigo

Camina conmigo un rato
un tramo tan sólo y hablamos después,
mira la suela de mis zapatos
no están gastados y me viste correr.

Olvida lo que te enseñaron, no sirve a mi lado
¿qué puedes perder?
Si quieres hacemos un trato,
si aguantas el paso no me vuelves a ver.

oregon-coast-sunset-reach

Ven y camina conmigo, cambiamos de piel… verás que al final no lo hice tan mal.

Camina conmigo adelante
y dime por dónde debería seguir,
es fácil hablar del pasado
un poco más complicado del porvenir.

Elige el camino correcto
o el camino más corto
el que creas mejor, si quieres hacemos un trato
si aguantas el paso no me vuelves a ver.

Ven y camina conmigo
cambiamos de piel,
ven y verás que al final
no lo hice tan mal.

Ven y sé fuerte
y que la suerte no te falte,
ven y camina conmigo
cambiamos de piel.

 

Un nuevo camino

… ni falto el respeto y mi palabra es de ley… es fácil hablar del pasado un poco más complicado del porvenir.

Camina conmigo quiero ser testigo,
ver lo que sabes hacer
que yo no te fallo
ni falto al respeto y mi palabra es de ley.

Exige lo que me exigiste
lo que mereciste y que nunca te di,
si quieres cerramos el trato
y si aguantas el paso no me vuelves a ver.

Ven y camina conmigo
cambiamos de piel,
ven y verás que al final
no lo hice tan mal.

Ven y camina conmigo
cambiamos de piel,
ven y verás que al final
no lo hice tan mal.

 

Publicado en Canciones sabias | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Algún día encontraremos lo que estábamos buscando. Quizás no. Quizás encontremos algo mucho mejor…

Quédate con quien se quede contigo y te elija cada día.

Quédate con quien apueste por ti y se esfuerce por sorprenderte a cada instante.

Quédate con esa persona que te busque a todas horas, te necesite para sentirse completo, te eche de menos en cada “hasta luego” y le sobren excusas para verte de nuevo.

Quédate con quien sea buena persona, no baje el listón nunca y sepa que para conseguir mantenerte en su vida deberá conquistarte cada día.

Quédate con quien te inspire, te haga improvisar, querer ser mejor persona, saque la mejor versión de ti mismo y te dé un millón y medio de razones por las que reír.

Quédate con quien te admire, crea en ti y haga fácil lo difícil.

Quédate con esa persona que te cuide, te proteja y te arrope por las noches.

Quédate con quien esté dispuesto a esperar. Con quien, a base de hechos, te demuestre que puedes volver a creer, a confiar en el ser humano. Esa persona que te recuerde lo bien que sienta dejarse llevar y te haga recordar que aún hay gente especial.

Abrazo_2

Quédate con quien te admite, crea en ti…

Quédate con quien te admire, crea en ti y haga fácil lo difícil.

Quédate con quien no entienda de estrategias ni de orgullo, con quien sea valiente y no se rinda. Tenga claro que vale la pena luchar por ti y, dejarte escapar, sea simplemente una opción que no contempla.

Quédate con quien no entienda de estrategias ni de orgullo, con quien sea valiente y no se rinda. Tenga claro que vale la pena luchar por ti y, dejarte escapar, sea simplemente una opción que no contempla.

Quédate con quien de verdad te quiera conocer, conocer la versión real de ti, con tus virtudes y tus defectos, con tus miedos y manías.

Quédate con quien sepa escucharte, te dedique su tiempo y te tienda la mano cuando no estés bien.

Quédate con quien te tiente, con quien te rete constantemente, con esa persona que te haga descubrir rincones de ti mismo que desconocías.

Quédate con esa persona en la que no puedes pensar sin sonreír  y consigue hacerte temblar con cada beso. Esa persona a la que puedes decir tanto con sólo mirar.

Quédate con quien se empeñe en demostrarte que querer es poder y que la vida, vivida a golpe de risas, es algo que vale la pena descubrir.

Quédate con quien te dé paz y tranquilidad.

Quédate con quien quiera ser tu cómplice, escribir capítulos contigo, descubrir nuevos hobbies y lugares junto a ti.

alas para volar

Quédate con quien no entienda de estrategias ni de orgullo, con quien sea valiente y no se rinda. Tenga claro que vale la pena luchar por ti…

Quédate con esa persona para la que, a pesar de todas tus imperfecciones, seas perfecto. Para quien no exista nadie más. Quédate con quien sienta que contigo, su puzzle encaja.

Quédate con quien no piense a dónde llevará el camino, con quien simplemente, tenga claro que quiere descubrirlo a tu lado.

Pero sobre todo, quédate con quien te haga darte cuenta de que, como mínimo, mereces todo lo anterior. Con esa persona que sepa que andaba sin buscarte pero que andaba para encontrarte. Porque sólo alguien que sepa verlo estará a tu altura, a la altura de merecer que compartas tu vida, tus risas, tus sueños, tus ganas de vivir, tus locuras, tus momentos buenos y malos, pero ante todo, tu tiempo que nunca volverá.

Así que, no te conformes nunca, no te quedes con nadie hasta que lo bueno sea lo mejor y lo mejor sea  excelente. No te conformes hasta que encuentres a esa persona que te diga:

“Me pasé la vida imaginándote, no es momento para ser cobarde”.

Fdo. Kiwi

 

Publicado en Ancestrales | Deja un comentario

El valor no se mendiga

Un día un sabio maestro recibió la visita de un joven que se dirigió a él para pedirle consejo:

— Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro sin mirarlo, le dijo:

— Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después… y haciendo una pausa agregó: — si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este problema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.
— E… encantado, maestro— titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.

—Bien— asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño y al dárselo al muchacho, agregó:

— Toma el caballo que está allá afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Ve y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas. El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes, quienes lo miraban con algún interés.

Pero les bastaba el escuchar el precio del anillo; cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y solo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo. Alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazó la oferta.

¡Cuánto hubiera deseado el joven tener esa moneda de oro! Podría entonces habérsela entregado él mismo al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda. Triste, subió a su caballo y volvió a donde el maestro se encontraba:

— Maestro -dijo- lo siento, no se puede conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera obtener dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.
— Qué importante lo que has dicho, joven amigo —contestó sonriente el maestro—. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuanto te da por él. Pero no importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo. El joven volvió a cabalgar.
El joyero examinó el anillo a la luz del candil con su lupa, lo pesó y luego le dijo:

— Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.
— ¡58 MONEDAS! — exclamó el joven.
— Sí, -replicó el joyero— yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé… si la venta es urgente…

El joven corrió emocionado a la casa del maestro a contarle lo sucedido.
— Siéntate —dijo el maestro después de escucharlo— Tú eres como este anillo: Una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Publicado en Ancestrales | Deja un comentario

Para ser feliz

Toda persona tiene tres obligaciones.

El verdadero rumbo es inalcanzable, marca una dirección, no un punto de llegada. El sentido lo da el camino, no la llegada.

Jorge Bucay

Publicado en Ancestrales | Deja un comentario